Bienvenido al Paraíso

Una muy buena película para toda la familia. Muy pocos cineastas abordan temas como la falta de vivienda y la aceptación de personas, independientemente de su género, raza, edad, etc. Pero este lo hace, y lo logra sin sermonear, ni de forma aburrida. Crystal Bernard estuvo genial en este papel. Pero el personaje Hayden, interpretado por Bobby Edner (De una de las películas de Spy Kids) también se destaca añadiendo profundidad cuando confundido, trata de lidiar con la muerte de su padre y la profesión de su madre, que lo expone a la crítica constante de parte de toda la comunidad, pues es hijo de una pastora.


La historia muestra a Debbie Laramie (Crystal Bernard) dejando su vida en Dallas, para mudarse a un pequeño pueblo llamado Paraíso, en el estado de Texas. Una vez establecidos, Debbie y su hijo adolescente deben ayudar a la pequeña comunidad a reencontrar su camino a Dios.


La intrépida estrategia de Debbie contradice aún más la manera de pensar de los miembros de la rígida congregación, hasta que un catastrófico evento los obliga a unir sus fuerzas. Un viejo establo es la única opción que tienen para continuar como iglesia. Con la ayuda de simpatizantes y hasta opositores, Debbie convierte el desafío en oportunidad y de esta forma trae nueva vida y confianza en Dios a la comunidad que tanto lo necesita.


Esta película nos ayuda a ver que la iglesia es más que el lugar de reunión, la iglesia es una comunidad que practica el amor de Dios de forma diaria y sin acepción de personas.



Recent Posts